Lo más importante es evitar improvisar, necesitas crear un guion y tenerlo frente a ti durante la transmisión.

Ejemplo de un guion sencillo: 1. Anunciar producto, 2. responder preguntas, 3. hacer demostración, 4. dar consejo

Al inicio de la transmisión comparte el guion con tu audiencia para que puedan saber sobre que hablarás durante la transmisión.

Determina la duración con anticipación y después de compartir el guion dile a las personas cuánto durará la transmisión para que puedan saber cuanto tiempo deberán otorgarte.

Pregunta a tus seguidores cuál es el mejor momento del día en el que pueden acompañarte.

Anúncialo con anticipación, despierta la curiosidad de las personas, ejemplo: “En 30 minutos inicia la transmisión en vivo, aprende 5 secretos sobre el producto”

Invita a otros a participar contigo. Transforma tu Live en una charla con invitados que puedan enriquecer la conversación y atraigan más personas a la transmisión.

Espera a que se conecten las personas. Al empezar espera un momento para que las personas se conecten a la transmisión. Mientras tanto da una breve introducción saludando y conversando con las personas que se van conectando.

Para mantener la audiencia durante la transmisión, guarda para el final un beneficio exclusivo para las personas que se queden hasta el final. Esa recompensa puede ser una novedad o un consejo extra sobre el tema que estás tratando.

Interactúa y demuestra a tus espectadores que son importantes: conversa con los que dejan comentarios, haz preguntas y pide opiniones, lee comentarios en voz alta, elogia las mejores preguntas, agradece la atención de tu audiencia.

Establece un programa regular, por ejemplo “20 minutos todos los Lunes a las 8 pm”. Anuncia el tema de tu próxima transmisión y mantén a tu audiencia informada.

Leave a comment