Estamos convencidos de que desarrollar y operar nuestro Asistentes Virtuales conforme a principios éticos y esforzarnos por hacer las cosas bien, son aspectos vitales para nuestro éxito.

Servir en forma ética es parte de nuestra misión y contribuye a proteger nuestra cultura y reputación, proporcionando lineamientos que nos ayudan a tomar decisiones éticas de trabajo.

Cada Asistente Virtual se diseña y desarrolla manteniendo conciencia en las normas de conducta empresarial de nuestros clientes, el cumplimiento de normativas jurídicas y la investigación ética de asuntos problemáticos, tales como posibles dudas, conflictos y reclamos que pudieran expresar sus clientes a través del Asistente Virtual.

Nos comprometemos a comunicarle a usted cualquier tipo de problema, utilizando la forma y la vía de comunicación que prefiera.